sábado, noviembre 01, 2008

RETROSPECTIVA: El PlayStation uno


Año 1994, Sony entra oficialmente al mercado de los videojuegos y la cosa no volvió a ser lo misma. Después de vivir de principio a fin la “Guerra de los 16 bits” entre Sega y Nintendo, chamaquitos imberbes como yo nos alistábamos, no solo a entrar a la alcoholescencia, sino a vivir una nueva generación en cuanto a entretenimiento digital se refiere. Las consolas de 32 y 64 bits se caracterizaron por explotar una nueva dimensión en videojuegos: la tercera dimensión. Si bien ya juegos de 16 bits habían manejado los ejes x, y y z mediante polígonos, como Star Fox o Virtua Racing, fue hasta esta generación que se dio el boom 3D en el que casi todos los juegos ya eran así.

Sega y Sony fueron las primeras compañías en sacar sus respectivas consolas, el Saturn y el PlayStation. ¿Cuál de estas sería la primera que compraría? A pesar de mi aprecio y admiración por Sega, el fraude que resultó ser el 32X me orilló a irme con el debut de Sony en la escena videolúdica.

Originalmente planeado como un aditamento para el Super Nintendo, similar al Sega CD del Genesis, el PlayStation lenta pero seguramente se consolidó como el líder indiscutible de esta generación gracias a la amplia capacidad de almacenamiento que el formato de CD sobre el cartucho (al cual Nintendo rehuía entonces debido a los largos tiempos de espera al cargar la información) y a que Sony consiguió que las mejores desarrolladores “third party”, como Square, Konami y Capcom, abandonaran a la gran N y publicaran en exclusiva sus grandes éxitos para el PS.

A continuación una lista cronológica de los juegos que impactaron positivamente en mi vida.

JUMPING FLASH! (Sony 1995)

Este fue el primer juego 3D de plataformas que jugué, mucho antes que Super Mario 64. Aquí uno toma el papel de un conejo robot el cual dispara rayos laser y puede brincar varias veces en el aire alcanzando alturas impresionantes. Debido a su estética colorida y carnavalesca era conocido en ciertos ámbitos como “Doom bonito”.


Vista panorámica de un nivel cuando el conejito brincaba hasta lo más alto.

BATTLE ARENA TOSHINDEN (Sony 1995)

Virtua Fighter y Tekken habrá sido los primeros y más populares juegos de pelea 3D, sin embargo Battle Arena Toshinden, a mi consideración, fue el que mejor aprovechó en esta época las ramificaciones y consecuencias que esta nueva modalidad del género de los golpes ofrecía. Toshiden fue el precursor de juegos de peleas con armas como Soul Edge y SoulCalibur. Memorables personajes, como Rungo con su mazote o Fo con sus garras, consolidaron un auténtico clásico de mediados de los noventas.

Las gráficas se ven super cuadradas ahora, pero en los noventas eran vanguardistas.


El viejito Fo, protagonista del clásico "Rungo-Fo"

WIPEOUT (Psygnosis 1995)

Las carreras antigravitacionales en el futuro ya habían sido vistas antes en F-Zero de Nintendo, sin embargo, WipEout resaltó de inmediato esencialmente gracias a sus gráficas nítidas, estética “comunista futurista” y soundtrack electrónico rara vez oído antes en un videojuego. Los power ups no eran muy buenos pero la experiencia audivisual era suficiente para regocijarse por un buen rato con este título.


TWISTED METAL (Sony 1995)

Al puro estilo del Battle Mode de Mario Kart (osea, diversión pura), un camión de helados, un tráiler, una moto, un auto monstruo, un tanque, varios camiones y coches se enfrentan en un auténtico derby de destrucción hasta la muerte chocándose o disparando misiles y otras cosas con tal de ganar el torneo Twisted Metal. El héroe de la historia, al menos ante mis ojos, era Sweet Tooth, el payaso con el cráneo en llamas, que manejaba el camión de helados.

Esta imagen es de Twisted Metal 2, pero es casi lo mismo. A continuación un video del uno.

RESIDENT EVIL (Capcom 1996)

Pionero en los juegos “survival horror”, el primer Resident Evil causó sensación, no por sus pésimas actuaciones y controles de “tanque”, sino porque fue el primer juego de zombis que, si bien no daba miedo, si causaba una experiencia de tensión pocas veces vista antes en alguna consola. Las gráficas explotaron al máximo las posibilidades técnicas del PlayStation mostrando personajes hechos en polígonos tridimensional impuestos en un fondo plano pre rendereado, técnica que utilizara posteriormente Final Fantasy VII.



MORTAL KOMBAT TRILOGY (Midway 1996)

A diferencia de otras recopilaciones de trilogías, donde sólo se pueden jugar de forma separada los tres juegos que la conforman, MKT combinaba todos los distintos personajes que habían aparecido en esta popular serie de peleas sangrientas y casi todos los escenarios. La versión de PS era la mejor pues limitaciones de memoria impidieron que la de Nintendo 64 incluyera a los jefes Goro y Kintaro, entre otros detalles. Este fue el último juego de Mortal Kombat que utilizó imágenes prerendereadas de actores para los personajes para dar lugar a modelos tridimensionales en Mortal Kombat 4, cosa que en mi opinión, con todo respeto, le dio en la madre a la serie.


FINAL FANTASY VII (Square 1997)

Tres discos compactos enteros nos cuentan la épica historia de Cloud Strife, un mercenario con una espada gigante, Tifa Lockhart, una chava equis, Cait Sith, un gato advino que monta un moogle gigante robot y un gran elenco en contra de Sephiroth, un ser maligno que quiere impactar un meteoro en la Tierra para absorver toda la energía viva, o algo así. Tomando la estructura de los anteriores Final Fantasys y añadiendo impresionantes animaciones cinemáticas pre rendereadas, Final Fantasy VII trajo a los RPGs a un público más amplio gracias a su estética futurista distópica y fuerte campaña publicitaria.



TEKKEN 3 (Namco 1998)

Veinticuatro peleadores de todo el mundo se enfrentan entre ellos para definir al nuevo Rey del Puño de Hierro. Si bien la estructura es la misma a las dos ediciones anteriores, caracterizada por tener un botón para golpe derecho y otro para el izquierdo, Tekken 3 fue la cúspide en cuanto a juegos de peleas a finales de los noventas gracias su impresionante gama de personajes y modos de juego. Clásicos personajes como Heihachi Mishima, Yoshimitsu, Nina Williams, el capoeirista Eddy Gordo (así como su versión Disco setentera), o el luchador mexicano King II se enfrentan a loquísimos peleadores como el hombre tronco, la señora tronco, un osote panda, un científico viejito que se la pasaba tirado y Gon, un tiranousaurito que tenía su propia serie de manga.


Señora Tronco vs. Hombre Tronco.


Gon, el tiranosaurito lanza fuego en Tekken y la portada de uno de sus cómics.


MENCIONES HONORÍFICAS: PARAPPA THE RAPPER (Sony 1996), STREET FIGHTER ALPHA (Capcom 1996), METAL GEAR SOLID (Konami 1998), RESIDENT EVIL 2 (Capcom 1998), FINAL FANTASY IX (Square 2000), CHRONO CROSS (Square 2000)

6 comentarios:

Joaquin dijo...

Joder, a mi fascinaban los juegos de Army Men y Worms!

zimmydoom dijo...

Creo que solo tu y yo considera el clásico Rungo-Fo como clásico.
Aparte tu ni acabaste Final Fantasy 7, y ni siquiera haz jugado Chrono Cross. Y faltó también Crash Bandicoot, al menos el 1 y el 2 eran buenos.

mario ml dijo...

Es clásico pese a quien le pese.

Jugue lo suficiente de FF7 para darme una idea de la historia en general y claro que jugue Chrono Cross.

Crash Bandicoot sucks.

bruno dijo...

yo sólo quiero decir que falto dos legendarios del play uno: bushido blade y galerians

y no olvidar que el spiderman de play uno es el segundo mejor de videojuego de este personaje (solamente después del de sega genesis)

mario ml dijo...

Desafortundamente nunca jugue ni Bushido Blade, Galerians, ni Spiderman. Pero bueno, es cierto que hubo muchos buenos juegos para el play 1, solo asi Sony pudo desbancar a Nintendo del trono de los videojuegos... hasta que llego el Wii.

Dan dijo...

yo aun conservo la saga de Syphon Filther, Megaman Legends, y Metal Gear Solid asi que si alguien aun conserva esta consola y le interesa venderla puede contactarme a estas direcciones:
Dan-zeppelin@hotmail.com
cinder_rock79@hotmail.com
asi que espero propuestas! pago lo que sea! bueno, casi...